FÚTBOL FEMENINO

FÚTBOL FEMENINO

El fútbol femenino  es el fútbol practicado entre mujeres, siendo el deporte de equipo más practicado por este genero en todo el mundo. Esta variante se ha vuelto popular en varios países del mundo, siendo el fútbol una de las pocas disciplinas deportivas femeninas con ligas profesionales en ese ámbito.

 

 

 

LA HISTORIA DE FÚTBOL FEMENINO

 

La mujer ha tenido participación en el desarrollo y evolución del fútbol hasta nuestros días. Las primeras evidencias datan de los tiempos de la dinastía Han en la antigua China, donde se jugaba una variante antigua del juego llamada Tzu Chu en la cual podían participar mujeres. Existen otros deportes que indican que en la Europa del siglo XII, era usual que las mujeres jugaran juegos de pelota, especialmente en Francia y Escocia. Tras siglos de persecución y prohibiciones contra el fútbol por su "naturaleza violenta", en 1863 en Gran Bretaña, se definieron normas para evitar la violencia en el juego con tal de que fuera socialmente aceptable para las mujeres, así en 1892, en la ciudad de Glasgow (Escocia) se registró el primer partido de fútbol entre mujeres.

La primera referencia concreta a los inicios del fútbol femenino datan de 1894 cuando Nettie Honey Ball, una activista de los derechos de la mujer, fundó el primer club deportivo denominado ' Briítos Ladeéis Football Club' . Honey Ball, declaró que con esto quería demostrar que la mujer podía emanciparse y tener un lugar importante en la sociedad que por entonces las excluía, pese a que el fútbol era entonces mayormente practicado por varones.

La Primera Guerra Mundial fue clave en la masificación del fútbol femenino en Gran Bretaña. Debido a que muchos hombres fueron reclutados por las fuerzas armadas británicas y partieron al campo de batalla, la mujer se introdujo masivamente en la fuerza laboral y por ende en los torneos de fútbol que eran populares entre los obreros varones de la época. Muchas fábricas tenían sus propios equipos de fútbol que hasta ese entonces eran privilegio de los varones. El más exitoso de estos equipos fue el Dick, Kerr's Ladeéis de Preston, Inglaterra. Dicho equipo fue exitoso, alcanzando resultados como el de un partido contra un equipo escocés en el que ganaron por 22-0.

Sin embargo, al fin de la guerra, la FA no reconoció al fútbol femenino a pesar del éxito de popularidad que alcanzó. Esto llevó a la formación de la 'English Ladies Football Asociación' cuyos inicios fueron difíciles debido al boicot de la FA que los llevó incluso a jugar en canchas de rugby y en otras instalaciones no afiliadas a la FA.

Tras la Copa Mundial de Fútbol de 1966 y la progresiva masificación del fútbol, el interés de las aficionadas creció a tal punto que la FA decidió reincorporarlas en 1969 tras la creación de la rama femenina de la FA. En 1971, la UEFA encargó a sus respectivos asociados la gestión y fomento del fútbol femenino hecho que se consolidó en los siguientes años. Así, países como Italia, Estados Unidos o Japón llegaron a constituir ligas profesionales competitivas de fútbol femenino, cuya popularidad no envidia a la alcanzada por sus símiles masculinos.